La cara amarga de la reforma fiscal (I)

Reservas de capitalización y nivelación, rebaja en el tipo del Impuesto sobre Sociedades, reducción de los tramos en el IRPF, nuevas figuras de protección social… ¿y esto qué quiere decir? Y lo que es más importante, ¿cómo me afectan algunas de las medidas de la reforma fiscal anunciada por el Gobierno?

Para poder entender mejor esta reforma fiscal te proponemos una serie de artículos que tratarán de desgranar en qué te afectan a ti estas medidas como contribuyente.Nuestro primer artículo se centrará en la tributación de las rentas del ahorro y, en particular, en la eliminación de la exención por dividendos para los contribuyentes del IRPF.

dolar_arrugado_cortado

¿Qué ocurría hasta ahora?

La Ley del IRPF establece un supuesto de exención por el cual no se tributa por los primeros 1.500 Euros de dividendos que perciba el contribuyente.

Para entenderlo mejor, imaginemos a un pequeño inversor que compra acciones de una empresa del IBEX 35 que anualmente reparte un dividendo en efectivo a sus accionistas. En el caso de nuestro pequeño inversor, le corresponde un importe bruto de 5.000 euros sobre el cual se practicará una retención del 21% (1.050 euros).

Si aplicamos la exención, nuestro contribuyente modelo habría estado exento de tributar por dicho dividendo (hasta 1.500 Euros) y podría recuperar la retención practicada en su declaración del IRPF. Esto significa, que si no obtuviese otro tipo de ingresos recuperaría la totalidad de la retención practicada.

¿Qué finalidad tenía esta exención?

Este beneficio fiscal perseguía dos finalidades:

  1. Evitar la doble imposición económica que se produce cuando una misma renta tributa dos veces, primero por parte de la empresa que obtiene el beneficio y a continuación por parte del accionista que recibe el dividendo.
  2. Incentivar el ahorro y la inversión, facilitando a su vez la captación de recursos por parte de las empresas.

¿Qué ocurrirá en el futuro?

Nuestro pequeño inversor seguirá recibiendo su dividendo neto de retención. Sin embargo, cuando llegue junio (o mayo si es muy previsor) no podrá aplicar la exención y deberá tributar por el importe íntegro de los dividendos recibidos. 

En el mejor de los escenarios, si no ha obtenido rendimientos del ahorro superiores a 6.000 euros, la retención practicada coincidirá con el impuesto a pagar. En otros casos, si se ha superado dicho límite, entrará en juego la progresividad del impuesto y habrá que abonar la diferencia.

Base_liquidable

Seamos un poco más ilustrativos en este punto. Si nuestro inversor obtuviese en el año 2015 dividendos por importe de 9.000 euros brutos, se le habrá practicado una retención en el momento del cobro de 1.800 euros (20%), recibiendo un dividendo neto de 7.200 euros. Cuando presente su declaración del IRPF, tendrá que tener en cuenta que los últimos 3.000 euros recibidos estarán sometidos a un tipo impositivo del 22% superior a la retención practicada (20%), por lo que tendrá que abonar un importe de 60 euros (2% de 3.000 euros).

¿Qué alternativas existen?

En los últimos años algunas entidades cotizadas ofrecen el «scrip dividend» como alternativa al dividendo en efectivo. Esta fórmula permite a las entidades remunerar a sus accionistas sin perder liquidez a través de la emisión de nuevas acciones.

Desde un punto de vista fiscal, no se tributa por estas acciones en el momento de su emisión y entrega a los accionistas, sino que la tributación se difiere hasta el momento de su venta. Esto supone una ventaja fiscal para el accionista.

¿Dulce o amargo?

“Dinamizar el crecimiento, modernizar el sistema tributario para favorecer el ahorro y la inversión”. Así lo anunciaba el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en la presentación que publicaba en su web el pasado 20 de junio.

La realidad es que esta medida perjudica al pequeño ahorrador, al mismo ciudadano al que se le pide que ahorre y construya un capital para su jubilación, pero al que se le eliminan los incentivos fiscales para ello.

¿Quieres una conclusión? Claramente, amargo.


Quizás te interese:


Imágenes: Flickr

Publicado por alejandroalderventurescom

Alder Ventures S.L B87014536, Av. Cerro de San Pedro 4, Chalet 20, 28708, San Sebastian de Los Reyes, Espaa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: